Odontopediatría

Smiling baby

A partir de los tres años, por lo general, los niños ya tienen sus dientes de leche erupcionados, por lo que es importante un control periódico. Los dientes de leche ayudan a los niños a masticar, hablar con claridad, sirven como mantenedores de espacios naturales (manteniendo el espacio abierto hasta que los dientes definitivos estén listos para ocupar su lugar) y también proporcionan una estructura para ayudar a moldear el rostro. Si los dientes de leche se pierden demasiado pronto puede afectar al desplazamiento de los dientes definitivos, haciendo que estos salgan torcidos y conduciendo a una mala oclusión.

Es muy importante que desde la primera toma de contacto con el dentista, el niño sea tratado por un especialista odontopediatra, ya que un dentista general nunca va a tener la paciencia y el tacto que puede tener un especialista en niños. Tu hijo debe de asociar ir al dentista como un sitio donde se vaya a divertir, pasar un buen rato y, por supuesto, evitar todo tipo de fobias ante la situación, por ello es determinante el papel del odontopediatra, y en Beyourself contamos con especialistas cualificados en el trato con los más pequeños.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR