Loading the content...
Navigation
Tag archives for:

rojeces

Soluciones a las rojeces de la piel

Soluciones a las rojeces de la piel

Las manchas de la piel y, especialmente del rostro, es uno de los grandes problemas estéticos que más gente quiere tratar de eliminar. Tenemos que tener en cuenta que no todas las manchas son del mismo color ni necesitan los mismos tratamientos.

manchas piel

Manchas rojas de la piel

Las manchas rojizas y vivas que aparecen en la piel suponen un problema desde el punto de vista estético. Según cómo se manifiesten y tipo podemos encontrar diversas rojeces de la piel:

  • La cuperosis es uno de los problemas más leves, si bien al no tratarla pueden derivar en rosáceas. Se trata de un enrojecimiento leve pero visible de los vasos capilares en nariz y mejillas.
  • La rosácea es más aguda que la anterior, apareciendo también en el rostro y puede sumar picores o exceso de sequedad.
  • Puntos rubí son manchas rojas como pequeños lunares de color rojo intenso. Empiezan a aparecer con la edad y son hereditarias.
  • Pueden derivarse de heridas, quemaduras o acné.
  • Las arañas vasculares son muy comunes en las mujeres. Varices en piernas que se dan por la edad o el estilo de vida, pero también pueden manifestarse en el rostro.

Para hacer frente a las rojeces  y manchas  en la piel podemos hacer uso de:

Láser vascular, con el que corregimos con gran efectividad y sin riesgo diversas manchas visibles, estrías recientes o algunas cicatrices por acné o quemaduras. Los resultados son sumamente satisfactorios.

IPL o Luz Pulsada Intensa. Es un tratamiento indicado contra la aparición de manchas rojas en la piel. Es muy eficaz para cerrar los vasos sanguíneos agrandados que causan la aparición de dichas manchas. Es un tratamiento suave que produce pocas molestias y no deja signos visibles tras las sesiones.

Si necesitas cualquier información adicional ponte en contacto con nosotros.

¿Después de la depilación te aparecen rojeces o granos? Atenta a estos consejos para combatir la foliculitis

foliculitisEl momento de la depilación es para muchas de nosotras una combinación entre martirio y pereza, dependiendo de la zona del cuerpo que se trate. Tener siempre a raya ese vello de más es una tarea casi diaria, sobre todo cuando llega el verano y los vestidos y bikinis inundan nuestro armario.

Existen diversas técnicas de depilado, aunque cada una tiene resultados y consecuencias diferentes. Puede ocurrir que en ocasiones se te enrojezca la piel e incluso aparezcan pequeños granitos. Las rojeces y pelos enquistados suelen darse con mayor frecuencia en las ingles. Al tratarse de una zona muy sensible y con mucho roce, los folículos pilosos tienden a infectarse y el pelo no llega a salir al exterior. Esta afección de la piel es lo que se conoce como foliculitis y, generalmente, suelen padecerla tanto hombres como mujeres.

Aunque no es algo grave, a veces se puede evitar porque una de las causas de su aparición es el método de depilación que elijamos. Así, pasarse la cuchilla puede originar más este fenómeno porque el pelo no se elimina de raíz. Por el contrario, la depilación láser al contribuir a que el vello desaparezca definitivamente es el método más favorable para no sufrir foliculitis.

En cualquier caso, lo ideal es seguir una pautas para evitar este problema:

  • Si te depilas con cuchilla, procura que sus hojas estén en buen estado y renuévala a menudo.
  • Una ducha de agua caliente antes de eliminar el vello, hará que los poros se abran y éste salga con más facilidad. Justo en el momento posterior, realiza el proceso inverso con agua fría y hielo para ayudar a cerrar los poros.
  • La exfoliación previa a la depilación ayuda a eliminar las células muertas y limpiar la piel. De igual manera, cuando el folículo ya está infectado, conviene no tocar ni apretarse el grano. El truco está en exfoliar la zona y el pelo que está a medio salir acabará aflorando por sí mismo.
  • Para terminar, la hidratación es fundamental para evitar enrojecimientos. El Aloe Vera y aceite natural pueden ser buenos aliados. Además, es importante el uso de ropa no muy ajustada que provoque roces ni fricciones en la zona.

No obstante, si el problema persiste y notas que se agudiza, lo aconsejable es acudir a un especialista por si fuese necesario algún tratamiento especial.

Jesica Equísoain

Síguenos en:
Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR